jueves, 17 de febrero de 2011

OTROS CLÁSICOS DE AMERICA (México, Chile, Paraguay, Colombia, Perú, etc)

OTROS CLÁSICOS DE AMERICA (MEXICO, CHILE, PARAGUAY, COLOMBIA, ETC)

America vs Chivas de Guadalajara
Ricos contra humildes, capital contra provincia, nacionales contra extranjeros, cartera contra cantera… Si un duelo entre dos equipos tiene por lo menos uno de estos ingredientes, entonces puede adquirir la categoría de clásico. Pero, de tanto en tanto, se puede encontrar un enfrentamiento que cumple con todas esas características: esos son los juegos que se transforman en leyenda.  
No es inocente, entonces, que cada partido entre América y Guadalajara sea conocido como el “Clásico de Clásicos” del fútbol azteca. Los dos conjuntos más populares de México están listos para revivir su añeja rivalidad este fin de semana y, como de costumbre, el país entero estará pendiente de lo que sucede entre estos dos rivales encarnizados.
Los orígenes
A finales de los años cincuenta, el balompié mexicano se encontraba en una etapa de transición. Necaxa y Atlante, los equipos más populares hasta entonces, estaban en crisis, y el país se entusiasmaba cada vez más las gestas de las Chivas del Guadalajara, que no paraban de ganar con un plantel formado solamente por mexicanos.

Pero faltaba un contrapeso, y lo encontró en el ambicioso América, recientemente comprado en aquel entonces por el magnate de los medios de comunicación Emilio Azcárraga. Pero la rivalidad no fue inocente, sino que el propio empresario la propició con su filosofía. “Las Chivas son el bueno de la película, con sus jugadores mexicanos, nosotros vamos a comprar a los mejores extranjeros, y nos convertiremos en el villano”, señaló alguna vez, sembrando así la semilla de una rivalidad que germinó rápidamente.

Algunas cifras
Las estadísticas del “Clásico de Clásicos” no pueden ser más parejas. A lo largo de su historia, Águilas y Chivas se han enfrentado en el marco de siete competiciones distintas y partidos amistosos, y sus números son increíblemente equilibrados: sobre 206 enfrentamientos, el América ha ganado 74, Guadalajara 66 y los otros 66 han terminado empatados.
Sin embargo, la situación se vuelve interesante cuando se analizan con mayor profundidad esos números. Por el torneo de liga, las Chivas tienen una importante ventaja de 49 triunfos por 38 derrotas, pero en la liguilla que define al campeón, es el América quien domina por completo, con 13 victorias por apenas 4 caídas.
Anécdotas
La rivalidad como tal surgió en el año 1959. En una gira por Guadalajara en la que el América venció a tres equipos por idéntico marcador de 2-0, el técnico del equipo de la capital, Fernando Marcos, señaló con humor que el código telefónico de la ciudad había cambiado a 20-20-20. Dicha observación no causó mucha gracia en Guadalajara, y los rojiblancos se propusieron tomar venganza, objetivo que cumplieron al año siguiente por un marcador de… 2-0. Desde ahí se generó una enconada animadversión entre ambos.

A lo largo de la historia, la rivalidad ha propiciado grandes broncas en la cancha. Al terminar una de ellas en 1964, y tras ser expulsado, el símbolo de las Chivas Guillermo “Tigre” Sepúlveda se quitó la camiseta y la dejó en medio del terreno de juego, diciendo al mismo tiempo “esto es suficiente para ganarle al América”. 45 años más tarde, y ya con 75 de edad, Sepúlveda volvió a hacer aquel gesto en el entretiempo del clásico que jugaron por el Clausura 2009… ¡Y las Chivas ganaron por 1-0!
En los años noventa, el gran emblema del Guadalajara era Ramón Ramírez. Sin embargo, los dirigentes del equipo, en mala situación económica, decidieron venderlo… ¡al América! Los aficionados, furiosos, realizaron manifestaciones en contra de la decisión y el jugador mismo declaró que no estaba de acuerdo con el cambio. Al final, Ramírez vistió sólo seis meses de amarillo y fue una sombra durante todo ese tiempo. Tras un breve paso por los Tigres de Nuevo León, el internacional mexicano regresó al equipo de sus amores donde permaneció por muchos años más.
En el enfrentamiento más significativo de los últimos años, el Guadalajara eliminó al América en las semifinales del torneo Apertura 2006 (2-0, 0-0), del que terminó por coronarse campeón.
Actualmente
El partido de este sábado 3 de abril de 2010 encuentra a los dos equipos en horas altas. Las Chivas, de la mano de su gran figura Javier Hernández, son líderes del fútbol mexicano con 27 puntos, mientras que el América marcha en la séptima posición con 18 unidades, situación pone al equipo de la capital con la obligación de ganar. Pero, como siempre sucede en los clásicos, las estadísticas y los favoritismos valen de poco. La que manda es la pasión: quien mejor la maneje, tendrá grandes posibilidades de victoria…


America de Cali vs Deportivo Cali
Para tener una dimensión de lo que significa en el fútbol colombiano cada duelo entre Deportivo Cali y América de Cali vale la pena, paradójicamente, considerarlos juntos: los 21 títulos de liga que totalizan transforman al Clásico de Vallecaucano en el más derbi laureado del país. El dato no es menor y llena de orgullo a Verdolagas y Escarlatas, quienes protagonizarán la 273ª edición del choque el domingo 12 de septiembre. 
Los orígenes
Más allá de sus fechas fundacionales oficiales, Deportivo y América tienen antecedentes directos reconocidos por historiadores de fútbol, que las colocan entre en  las instituciones más tradicionales de Colombia. Fue durante estos inicios, vale aclarar, que se sembraron algunas de las semillas que germinarían para crear la rivalidad.
La Asociación Deportivo Cali, como se la conoce hoy, fue fundada en 1959 y reconocida oficialmente en 1962, pero su antecedente directo, el Deportivo Cali, data de 1912, y surgió como una iniciativa de un grupo de estudiantes universitarios de alta sociedad que, tras un viaje por Europa, volvieron encantados con el fútbol.
Seis años después, en barrio muy humilde de Cali, un conjunto de amigos decidieron formar un equipo, dando nacimiento al América Football Club, institución que adoptó formalmente el nombre Corporación América de Cali el 13 de febrero de 1927.
La chispa llegó con el primer duelo del que se tenga memoria, la final de un torneo departamental de 1931. La “leyenda” dice que América se impuso por 2-1 pero el árbitro anuló sus dos goles por posición fuera de juego, dando como ganador al Cali por 1-0. Por sus protestas, el Diablo Rojo fue suspendido durante un año, por lo que decidió viajar a través del país para seguir jugando, transformándose así en el primer equipo en salir de gira por toda Colombia.
Algunas cifras
Deportivo y América se han enfrentado en 272 oportunidades, con 99 victorias de los Azucareros (348 goles favor), 85 de los Diablos Rojos (340) y 88 empates. Ocho veces se han visto las caras por torneos internacionales, y allí las estadísticas son más parejas todavía, con cuatro victorias por bando y una igualdad. Los máximos anotadores del duelo son, respectivamente, Edison Mafla con 15 y Antony de Ávila con 19.
Los simpatizantes escarlatas se golpean el pecho y esgrimen su mayor cantidad de títulos (13 contra 8), pero sufren cada vez que la parcialidad verdolagas le recuerda las cuatro finales perdidas de Copa Libertadores, tres de las cuales fueron de manera consecutiva (entre 1985 y 1987). Vale aclarar que al Cali tampoco le fue bien las dos veces que alcanzó dicha instancia, cayendo tanto en 1978 como en 1999. Este último año, además, América obtuvo la Copa Merconorte.
Leyendas, anécdotas y frases del pasado
El primer duelo oficial se disputó en septiembre de 1948 y el Cali ganó 4-3, aunque  América rápidamente igualó el historial, ya que en diciembre se impuso 1-0. Las máximas goleadas se dieron antes de que cualquiera saliera campeón, ya que Deportivo celebró un 5-1 en 1951 y América un 5-0 en 1961.
Pero la década del 60' fue dorada para el Cali. De hecho, en 1965, camino a su primer título, derrotó al América por 3-2 luego de ir perdiendo por 2-0. “Fue impresionante. La gente se estaba saliendo del estadio cuando escucharon el 2-1 y se regresaron. Los hinchas de esa época lo recuerdan con mucho cariño”, rememoró alguna vez Jorge Gallegol Ramírez, autor de uno de los tantos del ganador.
En 1969, Deportivo obtuvo su tercera estrella postergando al América en un triangular final del que también participó Millonarios de Bogotá. Los Verdolagas ganaron el primer encuentro ante los Diablos Rojos por 3-2 y dieron la vuelta olímpica luego de igualar 2-2 el segundo encuentro ante su clásico rival.
América tuvo esperar hasta 1985 para tomarse revancha: por el sistema de disputa, Escarlatas y Azucareros debieron enfrentarse en una serie extra para ver quién obtenía una bonificación mayor de cara al octogonal final. Tras empatar 2-2 en el primer juego, América ganó por 2-1 el segundo y, a la larga, se quedó con el campeonato por apenas 0,50 puntos sobre un Cali donde brillaba Carlos Valerrama. Al año siguiente, América volvió a relegar al Deportivo al subcampeonato, pero esta vez tras vencerlo en ambos juegos durante la fase decisiva.
América siguió de parabienes en 1987, cuando eliminó al Cali de la Copa Libertadores, y en 1992, cuando de la mano de Francisco Maturana y con goles Freddy Rincón y Anthony de Ávila (2) venció al Azucarero por 3-1 para lograr su octava corona. Sin embargo, el Deportivo se dio el gusto en 1996 de poner fin a 22 años sin salir campeón al igualar 0-0 con los Diablos Rojos en la última fecha. 
Actualmente
Al promediar la primera etapa del Torneo Finalización, América marcha 8º con 11 puntos y Deportivo 10º con 9. Los dos están lejos del líder Santa Fe, que suma 18 en ocho jornadas, pero necesitan empezar a sumar de a tres si desean entrar entre los ocho que pelearán por el título. El último clásico fue para Cali, que ganó 2-1 como visitante en abril y quedó a un triunfo del número 100. ¿Se dará semejante gusto en casa del rival?
Universidad de Chile vs Universidad Catolica
Este sábado 31 de octubre, la Universidad de Chile y la Universidad Católica reeditarán una vez más el clásico más tradicional del fútbol chileno, un derbi que, para algunos, cumplirá 100 años de historia. A continuación, FIFA.com narra la historia de este duelo siempre particular entre dos equipos que volverán a jugar por el orgullo universitario.
Los orígenes
El nacimiento de esta rivalidad se remonta a principio del siglo pasado, años antes de que ambas instituciones vieran la luz como se las conoce hoy día. De hecho, hay que buscar la génesis de ambos clubes en las respectivas selecciones universitarias que antecedieron a sus fundaciones. El Club Deportivo Universidad de Chile nació el 24 de mayo de 1927 bajo el nombre de Club Deportivo Universitario, institución que surgió como la fusión de otras tres ligadas a distintas casas de altos estudios.

Los Azules, o la simplemente la U, recién adoptó su denominación actual en 1937, cuando los estudiantes de la Universidad Católica que pertenecían a Universitario se retiraron para formar el club de aquella universidad, que no existía todavía como equipo de fútbol. Recién el 21 de abril de ese año se hizo realidad aquel sueño que tenían, allá por 1908, los integrantes del amateur Universidad Católica Football Club, hoy Franjeados o Cruzados.
De allí que algunos puristas designen como el primer clásico a ese desafío interuniversitario del 1 de noviembre de 1909 que terminó 3-3. De ser así, este derbi ciertamente sería centenario el próximo domingo. Sin embargo, el primer enfrentamiento oficial se produjo el 13 de junio de 1937. Ese día, por el torneo de Segunda División, la Universidad de Chile se impuso por 2-1.
Algunas cifras
En Primera División, Azules y Cruzados han jugado en 164 oportunidades, con 64 victorias para la Universidad de Chile (241 goles favor), 44 para la Católica (208) y 56 empates. El máximo goleador es Carlos Campos (14 con la camiseta de la U), mientras que nadie a lo ha jugado más veces que Mario Lepe (35 con la camiseta de la UC).

La mayor goleada en la historia sigue siendo aquel 5-0 que logró la Católica en el Campeonato Nacional de 1954. Pero la mejor racha invicta le corresponde a la U. de Chile, que estuvo 21 encuentros sin perder entre 1971 y 1984.
La rivalidad también se sustenta por el lugar que ocupa cada uno en el fútbol chileno: mientras los Chunchos marchan en el segundo lugar en la tabla histórica con 13 títulos, los Católicos son terceros con 9. No obstante, los Franjeados han ganando 9 de las 11 finales que ha disputado contra su clásico rival. Además, tienen una corona internacional, la Copa Interamericana de 1994, y una final de Copa Libertadores, hitos jamás alcanzados por la Universidad de Chile.
Leyendas, anécdotas y frases del pasado
Los Azules también ganaron el primer duelo en Primera División: 2-1 en 1939. Hasta 1955, año del primer descenso de la UC, las estadísticas estaban igualadas con 15 victorias por lado. El encono deportivo creció en la década del '60, con las vueltas olímpicas ante su rival de la UC en 1961 y de la U en 1962. La Universidad de Chile empezó a ampliar la brecha estadística en los años '70 y principios de los '80, con aquella imponente racha de 21 duelos sin derrotas.

Un clásico muy recordado por la parcialidad cruzada fue el de agosto de 1994. Los dos peleaban la punta cuando se enfrentaron por la primera rueda del Campeonato Nacional. A pesar de jugar don dos hombres menos todo el segundo tiempo, la Católica se impuso por 1-0 con un gol de argentino Sergio Vásquez. Sin embargo, en el partido de vuelta, la Universidad de Chile ganó por 1-0 con diana de Marcelo Salas. Ese año ganaría el título con un punto de ventaja sobre la UC.
En octubre de 2002 se dio una situación insólita. Igualados 1-1, el árbitro Carlos Chandía señaló un penal a favor de la U. El arquero franjeado quedó inconsciente y su equipo no tenía cambios, por lo que el defensor Cristián Álvarez ocupó su lugar. "Tírate a la izquierda", le aconsejó el juez, el improvisado portero obedeció y desvió el remate de Pedro González. "Hubo una polémica exagerada. Es más, después me pareció una situación chistosa, aunque ese día exigí una explicación", recuerda el ejecutor. El duelo terminaría igualado.
2005, mientras tanto, fue un año Cruzado por excelencia. Como aperitivo, la Católica eliminó a los Chunchos de la Copa Sudamericana y, en el segundo semestre, le ganó por penales la final del Torneo Clausura, su última corona hasta el presente.
El último clásico, jugado en mayo pasado, también dejó tela para cortar: como la Universidad de Chile estaba disputando los octavos de final de la Copa Libertadores, su entrenador Sergio Markarian decidió poner un equipo alternativo, incluso ante las críticas de su parcialidad. A pesar de esto, los Azules se impusieron por 1-0 y, dos meses más tarde, celebraban su 15ª estrella.
Actualmente
A dos jornadas del final, la Universidad Católica lidera la Fase Clasificatoria del Torneo Clausura, y tiene asegurada su presencia en los play-off que disputarán los ocho mejores. La Universidad de Chile, en cambio, marcha en el décimo puesto, y aunque por ahora se está quedando afuera por diferencia de gol, necesita la victoria para mantener intactas sus posibilidades de meterse en la fase definitoria.

Universitario vs Alianza Lima
Como cada vez que juegan entre sí, Universitario y Alianza Lima volverán a acaparar la atención del fútbol peruano este fin de semana, cuando se enfrenten por la 21ª fecha del torneo de Primera División. ¿Cómo nació la rivalidad entre Cremas y Blanquiazules? A continuación, FIFA.com responde a esa pregunta...
Los orígenes
Si bien la llegada del fútbol a Perú estuvo íntimamente ligada a la élite del país, que lo trajo desde Inglaterra, el nacimiento de primer club dedicado al deporte surgió gracias al empuje de un grupo de jóvenes humildes que lo practicaban en la caballeriza Alianza de la capital peruana. Así, el 15 de febrero de 1901, nacía Sport Alianza, que recién en la década del '20 adoptaría su nombre actual, Alianza Lima. Íntimos, Blanquiazules o Grones ("negros" escrito al revés), este último por la identificación que tuvo la comunidad de raza negra con el club, son algunos de sus apodos.
Universitario de Deportes, en cambio, sí tiene su origen en la alta sociedad limeña, ya que vio la luz como iniciativa de varios estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos el 7 de agosto de 1924, aunque bajo el nombre de Federación Universitaria. Su denominación actual data de 1931, cuando el club dejó de tener relación con la casa de estudios. Cremas o Merengues (por el color de su camiseta) son sus motes populares.
El primer enfrentamiento entre ellos, como pocas veces, dejó en claro los componentes sociales y deportivos que existen detrás de todo derbi. Fue el 23 de septiembre de 1928, por la Liga Peruana. Federación Universitaria ganaba 1-0 cuando una gresca comenzó en el campo de juego se extendió a las tribunas: los simpatizantes aliancistas, agraviados por los cantos rivales, intentaron copar la tribuna de la U, que repelió la agresión arrojando bastones. De esta forma, con el "Clásico de los Bastonazos", nacía la rivalidad...
Algunas cifras
Alianza Lima y Universitario se han enfrentado un total de 322 veces, con 120 victorias para el primero (437 goles) y 108 para el segundo (411). El máximo goleador de los clásicos es Teodoro Fernández, quien anotó 29 con la camiseta crema; para los albiazules ese sitio de privilegio lo ocupa Juan Emilio Salinas, autor de 18.
Jorge Carranza, de Universitario, es quien mayor cantidad de derbis ha jugado con 61, mientras que el ya difunto arquero José Gonzáles Ganoza posee el récord absoluto de presencias para Alianza Lima con 55.
Las rachas más importantes sin conocer la derrota ante su clásico rival son significativas; por un lado, los Crema estuvieron ocho partidos sin perder entre 1938 y 1943; por el otro, los Íntimos no conocieron la derrota durante 18 encuentros, desde 1979 hasta 1983.
La rivalidad entre estos dos, claro está, también creció a medida que se convirtieron en los clubes más exitosos del fútbol peruano, ya que Universitario es el equipo con mayor cantidad de títulos nacionales (24) y participaciones en la Copa Libertadores (26), seguido por Alianza Lima en ambos rubros (23 y 20 respectivamente).
Leyendas, anécdotas y frases del pasado
Uno de los clásicos más recordados es la máxima goleada en los clásicos, un 9-1 de Alianza Lima el 12 de junio de 1949, en el marco de un cuadrangular que organizó la Asociación No Amateur, y que muchos hinchas de la U no reconocen como partido oficial. Ese día, el Feo Salinas anotó cinco dianas y pasó a formar parte del himno del club, cuyo coro reza "...también el Feo, y sus golazos...".
El 30 de agosto de 1953 se dio un hecho inusual. Ese día jugó su último clásico uno de los máximos ídolos crema, Teodoro Fernández, quien se fue ovacionado por la parcialidad albiazul. Y eso que les hizo tres goles en el triunfo de los suyos 4-2. Años más tarde, el aliancista Cornelio Heredia diría: "Era la despedida de ‘Lolo', ¿cómo íbamos a marcarlo?".
Entre los años del 60 y 70, cada clásico tenía juego vistoso además de pierna fuerte, y no era para menos: en los merengues brillaban Héctor Chumpitaz y Juan Carlos Oblitas; en los aliancistas descollaban Teófilo Cubillas, Pedro León y Julio Baylon; los seis formaron parte de aquella selección peruana que enamoró al planeta en la Copa Mundial de la FIFA México 1970.
Sus duelos por Copa Libertadores siempre fueron especiales, pero pocos como el de agosto de 1988, llamado por algunos el "Clásico del abandono" ¿Qué pasó? Universitario ganaba 2-0 y tenía tres hombres de más cuando, en el segundo tiempo, las "lesiones" de dos futbolistas albiazules provocaron la suspensión del juego.
En 1999, Universitario (ganador del Apertura) y Alianza (vencedor del Clausura) se enfrentaron en la final del Torneo Descentralizado. Los Merengues vencieron 3-0 como locales a la ida y perdieron 1-0 la revancha, por lo que dieron la vuelta en campo de su archirrival.
Actualmente
Desde que Alianza Lima ganara su cuarto título de la década en 2006, Universitario, que no sale campeón desde 2000, ha sonreído más seguido en el derbi. A esta clásico llega líder con tres puntos de ventaja sobre los Albiazules, que están obligados a ganar para no perder el tren. Una derrota, claro está, los alejaría de la pelea por el primer puesto. ¿Quién impondrá su ley

Cerro Porteño vs Olimpia

Cuando en 1901 un holandés llamado William Paats volvió a Paraguay desde Argentina con una pelota debajo del brazo, no podía imaginar que estaba a punto de sembrar la semilla de uno de los duelos más tradicionales de Sudamérica....
Es cierto, ninguno de los que colmarán el Estadio Defensores del Chaco el próximo domingo, para presenciar una nueva edición del clásico entre Cerro Porteño y Olimpia, tendrán presente aquel momento. Sin embargo, detrás del derbi paraguayo hay una historia que merece ser contada, y FIFA.com la presenta a continuación.
Los orígenes
Paats era un instructor de educación física que organizó el primer partido de fútbol registrado en Paraguay, jugado en la Plaza de Armas de Asunción el 23 de noviembre de 1901. El juego se extendió rápidamente pero, al principio, se circunscribió a gente de clase alta. Fue así que un grupo de estudiantes decidieron, al año siguiente, fundar el primer club del país. Si bien barajaron nombres como "Esparta" o "Paraguay", aceptaron la sugerencia de Paats, y el 25 de julio de 1902 vio la luz el Club Olimpia.
Cerro Porteño nació una década después, el 1 de octubre de 1912, como un club de barrio formado por amigos que jugaban en la humilde Capilla San Juan, también en Asunción. El nombre se debe una batalla librada en 1811 por las fuerzas paraguayas contra las porteñas (de Buenos Aires) en las cercanías del Cerro Mbae, renombrado Cerro Porteño luego de la resistencia guaraní.  Sus colores, azul y colorado, simbolizan el deseo de unidad de las facciones que históricamente pugnaron por el poder en el país.
La liga paraguaya se creó en 1906, pero Olimpia ganó su primera corona justamente en 1912. Cerro Porteño hizo su ingreso a lo grande en 1913, consagrándose campeón invicto. La primera cita entre ellos nunca se jugó por la no presentación de Olimpia. Sobre el siguiente hay versiones encontradas: unos dicen que ganó Cerro 3-1; otros que igualaron 2-2... Como sea, de los próximos seis torneos, Cerro obtuvo tres y Olimpia dos. La rivalidad había nacido.
Algunas cifras
En partidos oficiales por la liga, Cerro Porteño lidera el historial: sobre 261, ganó 94 (336 goles) contra 89 de Olimpia (340). Sin embargo, los hinchas del Decano rápidamente recuerdan que tienen más títulos de liga (38 sobre 27), tres copas Copa Libertadores y una Intercontinental, lauros jamás obtenidos por su rival.
Los máximos goleadores son Saturnino Arrúa para Cerro, con 11, y Mauro Caballero para Olimpia, con 10. La marca de más goles en un partido la comparten Pedro Osorio y Dante López con 4: mientras el primero los hizo para el Ciclón en un 8-1 de 1937, el segundo los marcó para el Decano en un 4-1 de 2005.
En lo que rachas sin perder se refiere, allí también están iguales: Cerro sumó un invicto de 10 partidos entre 1992 y 1995, pero luego Olimpia lo hizo entre 2001 y 2004. Sin embargo, Cerro tiene la mayor cantidad de victorias consecutivas en el clásico con 5 (la primera entre 1986 y 1988; la segunda, entre 2007 y 2008).                                  
Leyendas, anécdotas y frases del pasado
1915 fue año memorable. Sobre cuatro partidos, el Ciclón ganó el primero 5-1, pero Olimpia venció en la revancha 5-0. Tras empatar 1-1 en el tercero, el 15 de diciembre se vieron las caras por primera vez en una final: luego empatar 3-3 en tiempo reglamentario, Cerro anotó cuatro goles en el suplementario y celebró su segundo título.
Igualmente, algunos ubican la llama que avivó el fuego en el humillante 10-1 que Olimpia le propinó a Cerro en 1916. Sin embargo, la máxima goleada oficial es un 8-1 a favor del Ciclón en 1937, que los decanos minimizan al aclarar que los últimos cincos goles los recibió con un jugador de campo que, pese a estar lesionado, ocupó el arco para no dejar a los suyos con uno menos...
Varios duelos por Copa Libertadores resultaron épicos. Durante el primero, en enero de 1969, estaban 1-1 cuando el cerrista Miguel Ángel Sosa hizo una gran jugada, eludió al arquero y, en vez de anotar, se sentó sobre el balón en la línea. Sosa esperó la recuperación del portero para recién ahí anotar el gol. Al final, Cerro ganó el "Clásico de la Burla" por 4-1.
Olimpia se desquitó en la Libertadores de 1991, cuando como campeón defensor se cruzó con Cerro Porteño en cuartos de final. El Ciclón ganó 1-0 a la ida con gol de Ramón Hicks, quien soñaba con "eliminar a Olimpia y morir". Sin embargo, el Decano goleó por 4-1 a la vuelta y avanzó a semifinales.
En 1999, Olimpia, ganador del Apertura, definió el Torneo Absoluto contra Cerro, triunfador del Clausura. El Decano ganó el primero 1-0 y encaró confiado el segundo, promocionado como "el último clásico del milenio". Si bien Cerro se adelantó 2-0, Olimpia lo dio vuelta, ganó 3-2 y logró el tricampeonato.
Recién en 2005 Cerro tuvo revancha. Por la anteúltima fecha del Clausura, visitó en su condición de escolta a un punto al líder Olimpia. Pese a comenzar perdiendo, el Ciclón se recuperó, venció por 3-1 y una fecha más tarde se consagró campeón.
Actualmente
Ese título de 2005 es el último que logró Cerro Porteño. La sequía de Olimpia es peor, ya data del año 2000. Sin embargo, ambos son animadores del Apertura en curso: a cinco fechas de final, el Ciclón es líder con 37 puntos y el Decano marcha tercero con 31. Para uno es la posibilidad de despegarse, para el otro la de tomar el último tren a al cima. Y todo con el honor como telón de fondo. ¿Quién celebrará el domingo?
Millonarios vs Santa Fe
El clásico capitalino se jugó por primera vez, en el amateurismo, en 1942 y Millonarios venció a Santa Fe 4-2. sin embargo, en el primer juego profesional, el 19 de septiembre de 1948, los rojos triunfaron sobre los azules 5 por 3.La mayor victoria de Millonarios sobre Santa Fe fue por 6 goles a 0 y se dio en dos ocasiones: la primera en 1952 la segunda en 1956. Por su parte, la mayor goleada de los rojos sobre los azules fue el 7 a 3 conseguido el 23 de febrero 1992.
En total se han jugado 251 clásicos entre Millonarios y Santa Fe. Los azules han ganado 100, Santa Fe 65 y han empatado en 86 oportunidades. Los azules han anotado 393 goles y los rojos 316 tantos.Los dos mayores goleadores de la historia del clásico bogotano son el argentino Miguel Ángel Converti y el colombiano Léider Calimenio Preciado. El primero anotó 14 goles con Millonarios y 1 con Santa Fe, mientras que el segundo ha marcado los 15 tantos con el rojo.
El 12 de octubre de 2005 se jugó el único clásico que se ha disputado a puerta cerrada. La medida se tomo como suspensión a la plaza debido a incidentes ocurridos en el partido entre Millonarios y Quindío en la fecha anterior. En este encuentro, los rojos vencieron 3 por 1 a los azules con anotaciones de Luis Yanes, Jaiero Suárez y Nelson Olveira, mientras que por el rival descontó Harry Castillo.

La fidelidad por el club que uno ama va mucho más allá de una vuelta olímpica. Una prueba de esta afirmación sucederá el próximo sábado 21 de marzo en el estadio El Campín de Bogotá, donde Millonarios y Santa Fe jugarán una nueva edición del clásico más tradicional del fútbol colombiano. Y es que los aficionados de ambos equipos, que suman 19 coronas entre los dos, volverán a llenar las tribunas pese a llevar 20 y 33 años, respectivamente, sin un título de liga...
Los orígenes
El Club Deportivo Los Millonarios vio la luz el 18 de julio de 1946, pero su creación, por iniciativa de alumnos de dos colegios de Bogotá, data de 1937, y su primera fundación, bajo el nombre de Club Deportivo Municipal, de 1939. Millonarios era un apodo que recibió por la inversión que hacía en contrataciones extranjeras, pero el sobrenombre ganó espacio hasta formar parte la denominación oficial aquel día de su refundación.
El nacimiento de Santa Fe Corporación Deportiva resultó menos complejo y con la misma raíz: un grupo de estudiantes y ex estudiantes de otros colegios bogotanos que, el 28 de febrero de 1941, hicieron realidad su sueño de fundar un club de fútbol. El nombre se debió a la calle sobre la cual estaba el café donde se firmó el acta fundacional.
He aquí porque algunos ubican al primer clásico bogotano en 1942, cuando el todavía Club Deportivo Municipal venció 4-1 a Santa Fe por la Liga local. Pero el primero oficial se jugó el 19 de septiembre de 1948: por la temporada inaugural de la División Mayor, Santa Fe goleó a Millonarios 5-3.  Y aunque nadie daba nada por ellos, los Albirrojos volverían a vencer a los Azules en la segunda ronda (2-1), en camino a consagrarse como el primer campeón del fútbol profesional colombiano, algo que los Cardenales se encargan de recordar en cada derbi.
Algunas cifras
El duelo bogotano es el único clásico regional que se disputó en todas la temporadas, ya que Millonarios y Santa Fe son dos de los tres clubes que jamás descendieron a segunda. Hasta el presente jugaron 253 veces, con 100 victorias azules (394 goles), 66 albirrojas (318) y 87 empates. Por Copa Libertadores se vieron las caras apenas dos veces, con un triunfo de Santa Fe y un empate. También disputaron dos duelos por la Copa Colombia, con un festejo por bando.
Los máximos goleadores son tres, todos con 15: los argentinos Miguel Ángel Converti (14 con Millonarios y uno con Santa Fe), Alfredo Castillo (todos con el Milllo) y el colombiano Léider Preciado (todos con el Cardenal). El futbolista con más goles en un sólo partido es José María Ferrero, quien marcó cuatro para Millonarios en 1968 (5-1). Pero una marca llamativa es la del memorable Alfredo Di Stéfano, autor de tres tripletas para los azules. La primera, el 16 de octubre de 1949, significó el primer triunfo histórico ante su clásico rival (6-3).
Leyendas, anécdotas y frases del pasado
Millonarios comenzó a hacer la diferencia en el historial durante las décadas del '50 y '60, cuando Alfredo Di Stéfano encabezaba un equipo lleno de estrellas, que recibió el apodo del Ballet Azul por el juego que desplegaba y obtuvo cuatro títulos entre 1949 y 1953. En 1952, le propinó a Santa Fe un 6-0 que, junto con otro de 1954, son hasta ahora sus más amplias victorias.
Los Cardenales esperaron 38 años para tomarse revancha: el 23 de febrero de 1992, con tres goles del argentino Daniel Tílger y dos de Adolfo Tren Valencia, golearon a Millonarios por 7-3. Oscar Córdoba, al igual que ahora, defendía el arco azul: "He vivido muchos clásicos, pero ese prefiero olvidarlo", asegura el ex internacional colombiano.
También hubo duelos memorables antes y después de dicho encuentro. En diciembre de 1978, por ejemplo, bajo la batuta del inolvidable Willington Ortiz, Millonarios se dio el gusto de coronarse campeón en la cara de Santa Fe, tras vencerlo por 3-1 en el último partido del cuadrangular final.
Los hinchas de El Expreso Rojo, en cambio, todavía recuerdan el 3-3 de marzo de 2006, ya que estuvieron tres veces abajo en el marcador y David Montoya, autor todos los goles de su equipo, igualó la contienda a diez minutos del final cuando ya había pedido el cambio por lesión. "Todavía me dan las gracias por ese partido", comenta el artillero.
El 16 de septiembre de 2007 los hinchas millonarios tuvieron su última alegría, ya que con gol de Gerardo Bedoya lograron su triunfo número 100 en el derbi (1-0). Desde ese día, sin embargo, Santa Fe acumula un invicto de cinco clásicos por el torneo colombiano, con dos victorias y tres empates.
Actualmente
Con ocho fechas disputadas, Santa Fe y Millonarios transitan por caminos diametralmente opuestos en la Copa Mustang I. Bajo la conducción de Hernán Darío Gómez, los albirrojos tienen 14 puntos y están terceros a dos del líder Deportivo Cali. El Millo de Óscar Quintabani, en cambio, suma apenas 6 unidades y ocupa el anteúltimo lugar de la tabla. En una década que le ha sido favorable, ¿podrán los Cardenales estirar su racha?
Colo Colo vs Universidad de Chile
No hay otro encentro del fútbol a nivel clubes que en Chile que despierte semejante expectativa. Cada vez que se vez que se cruzan Colo Colo y Universidad de Chile, pueden salir duelos bien o mal jugados, pero jamás faltará corazón y entrega sobre el césped. Y, como toda rivalidad que se precie de tal, no admite grises ni en propios ni en extraños: todos los aficionados toman partido por el Albo o el Azul.
Y otra vez, les tocó festejar a los simpatizantes de Colo Colo, ya que en el estadio Monumental, el Cacique hizo valer su gran momento y derrotó por 4-2 a la Universidad de Chile. Humberto Suazo (2), Alexis Sánchez y Álvaro Ormeño anotaron los goles colocolinos, mientras que Marcelo Salas y Luis Figueroa descontaron para la visita. Los dueños de casa quedaron así a un paso de meterse en la liguilla, mientras que la U achicó su margen de error y deberá recuperarse rápido si desea clasificarse para la etapa definitoria del certamen.
Y vaya si la fiesta fue completa... Porque la victoria llegó cuando aún repiqueteaban los ecos de la final del Torneo Apertura 2006: casi cuatro meses atrás, los Caciques sumaron su 24º título a expensas de los Chunchos, en una definición por penales dramática tras dos partidos memorables -ambos ganaron de visitantes-. Si a eso se le suma que el Albos acaban de meterse en las semifinales de la Copa Sudamericana, es lógico pensar que son los grandes favoritos pero, como reza la máxima, los clásicos son partidos apartes y nunca se ganan en la víspera...
Algo de historia
El Club Social y Deportivo Colo - Colo
fue fundado el 19 de abril de 1925, cuando David Arellano, jugador de la selección chilena en 1924, y un grupo de seguidores, dejaron el Club Magallanes por diferencias ideológicas con los socios de mayor edad. El nombre del nuevo club se tomó de un cacique del pueblo mapuche que luchó valientemente contra los españoles en el siglo XVI, destacándose por su inteligencia. Tomaron el color blanco para su camiseta como símbolo de pureza y el negro en los pantalones como señal de seriedad.
El 24 de mayo de 1927, mientras tanto, se funda el Club Deportivo Universitario, nacido de la unión de los clubes Náutico Universitario, Internado F.C. y Universitario de Atletismo y Federación Universitaria. Para su escudo eligen al chuncho, una especie de búho que simboliza la sabiduría, el conocimiento mutuo y la armonía entre el cuerpo y el espíritu. Recién en 1937 pasa a llamarse Club Deportivo Universidad de Chile, puesto que los estudiantes de la Universidad Católica, que pertenecían al Club Universitario, se retiraron para formar el club deportivo de esa universidad, que no existía a la fecha como equipo de fútbol.
El origen de la rivalidad
El primer enfrentamiento oficial entre caciques y chunchos o albos y azules, lejos de ser considerado importante, se produjo el 7 de agosto de 1938, y se saldó con una previsible goleada del experimentado equipo de Colo Colo sobre la novel Universidad de Chile por 6-0. ¿Quién hubiera pensado que ese resultado, el más abultado de la historia entre ambos, sería el origen de semejante antagonismo? La primera victoria azul, mientras tanto, ocurrió en 1939 y fue por 2-1, aunque luego los universitarios debieron esperar hasta 1945 para volver a derrotar a los colocolinos, también 2 a 1.

Cuenta la leyenda, sin embargo, que la rivalidad como tal comenzó a gestarse el 12 de mayo de 1940. Ese día, durante la victoria del Cacique por 1-0 por el Torneo Metropolitano, Alfonso Domínguez, de Colo Colo, le propinó una bofetada a José Balbuena, de Universidad de Chile, como respuesta a una fuerte falta del jugador universitario.
Otros datos estadísticos interesantes… Si bien la mayor goleada de la U. fue el 6-3 de 1962, la diferencia más abultada a su favor fue un 4-0 en 2004. El máximo goleador del superclásico es el universitario Carlos Campos, con 12 goles, mientras que para Colo Colo es Manuel Muñoz, con 11 tantos. ¿El récord de asistencia? Fue en 1986, cuando 77,848 se dieron cita en el Estadio Nacional para presenciar un mezquino 1-1.

¿Quién es Chile?
"¿Quién es Chile? ¡Colo Colo! ¿Quién es Colo Colo? ¡Chile!", canta el sector más caracterizado de la hinchada alba. Los números parecerían darle la razón: Colo Colo no sólo es el que más títulos locales tiene, con 24, sino el único equipo chileno en haber logrado Copa Libertadores de América (1991). Además, en la tabla histórica, ha sumado más puntos que nadie. En todas las estadísticas, no obstante, aparece detrás la Universidad de Chile: ganó 12 torneos y aparece segunda en aquella clasificación.

En lo que a clásicos oficiales se refiere, la paternidad alba también es clara: sobre 156 partidos jugados, el Cacique suma ahora 67 victorias (265 goles) contra 43 de los Chunchos (201), habiendo igualado los 46 encuentros restantes. Claro que desde el regreso de la U. a primera división, la tendencia se ha invertido levemente: sobre 39 encuentros, los universitarios se han impuesto 16 veces contra 12 de su rival.
El primero de esta racha, en 1992, tiene un detalle interesante: se jugó el 12 de julio y la Universidad de Chile se impuso por 2-0, aprovechando un penal errado por su rival en los pies del argentino Claudio Borghi, hoy entrenador del Colo Colo…
Para un futbolista chileno, qué duda cabe, no hay otro partido como este. Sino basta con oír al gran Iván Zamorano, quien a pesar de protagonizar duelo épicos como Real Madrid - Barcelona en España, Inter - Milan en Italia o América - Chivas en México, no duda en confesar: "Colo Colo - Universidad de Chile es, por lejos, el clásico más importante de mi vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada